Primer televisor OLED curvo del mundo.

Primer televisor OLED curvo del mundo.

LG Electronics ha anunciado que ya acepta encargos del  primer televisor OLED curvo de 55 pulgadas (modelo 55EA9800) en Corea del Sur. Los primeros equipos de este modelo tan deseado y esperado empezarán a entregarse dentro de un mes. En total, 1.500 puntos de venta de LG en Corea tramitan las reservas de sus clientes para este televisor premium, que sale a la venta por unos 15 millones de wones (unos 10.300 euros). LG es, de momento, la única empresa que comercializa televisores OLED planos, que ya se distribuyen desde el pasado febrero, y modelos curvos. De este modo, LG toma la delantera en el mercado de televisores OLED, un segmento que espera un crecimiento de hasta 7 millones de unidades hasta el 2016, según DisplaySearch.

“Nuestro televisor OLED curvo no sólo es la prueba de que LG ostenta el liderazgo en pantallas de última generación, también demuestra nuestro compromiso por llevar al mercado las tecnologías más sorprendentes disponibles hoy en día”

, comenta Havis Kwon, Presidente y Consejero Delegado de la división de Home Entertainment de LG.

El exclusivo modelo EA9800, que incorpora el primer diseño de pantalla curvo y ergonómico del mercado, ofrece una experiencia similar a la de las salas IMAX con la comodidad de ver los contenidos desde el sofá de casa. Tras más de cinco años de investigación para desarrollar una curvatura óptima, se ha logrado que toda la superficie del panel esté equidistante de los ojos del espectador. Así, se eliminan los problemas de distorsión y pérdida de detalle.

Con tan solo 4,3 milímetros de grosor y un peso de 17 kilos, el primer televisor OLED curvo del primero del mundo, genera unas imágenes vivas y reales gracias a sus exclusiva tecnología WRGB. Este sistema único de píxeles de cuatro colores de LG, combina un subpíxel blanco con los otros tres convencionales (rojo, verde y azul) para conseguir una combinación de colores perfecta. Además, el exclusivo ajuste de color logra una mejora sustancial en los tonos. Estos avances tienen como resultado las imágenes más naturales que se hayan visto en un televisor. Al igual que los OLED planos, este modelo curvo ofrece un ratio de contraste infinito para lograr unos niveles de contraste óptimo, sin que influyan el brillo ambiental o el ángulo de visionado. Tres instituciones de certificación de la calidad de contrastado prestigio internacional como son TÜV Rheinland, Intertek y VDE, han reconocido recientemente la sobresaliente calidad de imagen de este televisor de LG.

Por último, este televisor incorpora unos altavoces finos y transparentes en su peana de cristal. LG ha trabajado para ofrecer un sonido de la máxima calidad sin comprometer el elegante diseño del equipo. De hecho, este televisor fue galardonado como “red dot: best of the best” en la última edición de los prestigiosos premios de diseño.

La disponibilidad y el precio de venta del esperado televisor OLED curvo en otros mercados se irá anunciando a lo largo de los próximos meses.